Esta semana queremos hablaros de un tema un poco delicado pero que sigue estando a la orden del día en los bebés y es algo muy temido por los padres: muerte súbita del lactante  o síndrome muerte súbita del lactante (SMSL).

Suele darse en los niños de entre 2 y 4 meses y no tiene causas específicas. Como no presenta síntomas ni avisos es algo que a los padres inquieta. Es recomendable estar alerta mientras el bebé duerme. Hay quien prefiere tener la cuna en la misma estancia donde están los padres, controlarlos con un vigilabebés, o simplemente mirarlos de vez en cuando asomándose cada a la habitación donde duerme el bebé.

Aunque no hay un caso concreto para saber porque se da esto, médicos y especialistas no dejan de investigar y creen que son varios los factores que influyen en este síndrome:

El Síndrome de muerte súbita del bebé podría darse por una bradicardia, hipotensión, arritmias o situaciones externas que pueden llevar a la asfixia y no existiendo ningún tipo de aviso: el bebé se duerme normalmente y la muerte se presenta durante el sueño.

 

 Muerte súbita del lactante en cuna
Imagen: aliciacrocco.com.ar

 

A partir del cuarto mes de vida disminuye el riesgo y después de los 12 meses puede considerarse que el riesgo ha desaparecido.

 

Factores de riesgo relacionados con el SMSL

  • Que el bebé duerma boca abajo. Hoy en día es lo primero que desaconsejan en los hospitales en los bebés recién nacidos.
  • Superficies blandas como sofás o camas. Que la ropa de la cama quede suelta y el bebé pueda enredarse con ella provocándole la asfixia.
  • Dormir en la cama acompañado por los padres. Se fomenta mucho el colecho, pero si se pone al bebé en medio de los dos, puede existir riesgo de asfixia.
  • Ser un bebé prematuro.
  • Madre fumadora durante el embarazo.
  • Que el bebé se encuentre en un ambiente muy cargado por humo de tabaco.

 

 Muerte subita del lactante
Imagen: farmaconsejos.com

 

Cómo reducir el riesgo de muerte súbita del lactante

  • Poner al bebé a dormir de lado o boca arriba.
  • Que la superficie donde duerma el bebé sea firme y esté homologada.
  • Que el ambiente de la estancia donde duerma el bebé tenga una buena temperatura. No hace falta tapar en exceso al bebé mientras duerme.
  • Mantener al bebé alejado de las personas que fumen.
  • No colocar almohadas en la cuna en los primeros meses del bebé. Usar ropa de cuna que se ajuste bien al colchón y no se suelte.
  • No poner en la cuna objetos blandos, como muñecos de peluche, colchas, mantas de piel etc… Esto implica un grave riesgo de asfixia.

 

 Muerte subita del lactante prevencion
Imagen: enfamilia.aeped.es

 

Si queréis saber más sobre el tema, pinchar aquí

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar