Consejos para mejorar el desarrollo de tu bebé

0
112
desarrollo-del-bebe

La educación empieza por la propia casa desde los primeros días de vida, la familia, el hogar es el origen de una buena educación y desarrollo de todo bebé, por lo que todo padre debe dedicar tiempo para incentivar el buen desarrollo de los hijos. Muchas veces, sobretodo si hablamos de padres primerizos, no se tiene claro qué hacer o cómo es la mejor forma de hacerlo, por lo que siempre viene bien recibir algunos consejos como los que vamos a comentar a continuación.

Mejorando el desarrollo de tu bebé

Una actividad que les encanta a los niños y que también gusta de adultos es “jugar”, jugando es la manera más fácil que podemos brindar muchos beneficios al desarrollo de nuestros bebés. Es prioritario hacer tiempo para jugar con los bebés ya sea con movimientos físicos, con música y canciones e incluso acertijos para estimularlos en distintas áreas para que crezcan más fuertes y sanos tanto en el aspecto psicológico como físico.

Algunos de los beneficios que se pueden mencionar del juego diario con los bebés son el ayudar a la relación interpersonal entre padres e hijos, evitar el sobrepeso, la concentración y la autoestima en general, jugando se desarrollan de mejor manera el aspecto social, físico y psicológico. Así que debemos adaptarnos a jugar según la edad de cada bebé y aprender qué tipo de juegos o actividades convienen más en cada momento.

Los primeros meses de vida los bebés se mueven por reflejo y no porque tengan un control en sus movimientos por lo que jugar sobre la cama o algún colchón sobre el suelo y hacerlo mover de un lado al otro para empezar a estimular sus reflejos y sus propios movimientos es muy importante. Se debe lograr reforzar los músculos del cuello y la espalda para que el niño levante su cabecita y la mantenga firme lo antes posible.

El poder cambiar de posición también es algo que se logra jugando con el bebé, ya que de esta manera el empieza a rodar y cambiar de posición de cabeza arriba hacia un costado o hacia abajo según los meses de vida que tenga el bebé. Cuando el niño sabe que cómo cambiar de posición por sí solo, como padres, se puede estar más seguro ya que disminuye la posibilidad de que se presente una muerte súbita o un problema de ahogo ya que son capaces de colocarse de lado. Por lo tanto, cuando antes se desarrollen este tipo de habilidades básicas, mucho mejor para el niño y los padres.

Jugando con ellos también está la opción de brindarles distinto tipos de masajes, los más conocidos están los que se dan en sus extremidades para irlas reforzando. Este masaje consta en activar los músculos masajeando de manera circular con un poco de fuerza, de esta manera logramos que brazos y piernas del niño estén más fuertes y listas para que pronto puedan ser capaz de gatear. También son muy conocidos los masajes en la tripita para mejorar la digestión y la expulsión de gases, por no mencionar que fortalecen el vínculo del niño con sus padres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here