Extractor de leche manual y automático

0
16
extractor de leche manual y automatico

Quién iba a decirme años atrás, que de motus propio le daría el pecho a mi hijo y que utilizaría extractor de leche manual y extractor de leche automático incluso. Durante el embarazo surgen muchas dudas respecto al tipo de parto que tendremos, si optaremos por la lactancia o por los biberones, por eso queremos explicaros las ventajas del extractor de leche manual y mecánico.

Darle pecho a mi bebé

Siempre he estado muy pendiente de mi cuerpo y muy obsesionada con mi imagen, a pesar de no depender de mi imagen laboralmente. Siempre tuve clarísimo, que cuando tuviera un hijo si lo tenía, iba a alimentarlo con biberones de leche en polvo, ya que desde siempre tuve claro que dar el pecho era una actividad bastante engorrosa y que creaba unos lazos de dependencia total con el bebé, de tal forma, que cada tres o cuatro horas máximo necesita su toma de alimentación. Hoy día, la cosa ha cambiado y dependo en todo momento de mi extractor de leche.

 

Alimentar-a-tu-bebe

 

El extractor de leche, sinónimo de comodidad

Fue nacer mi hijo y vivir la experiencia de ser madre y darle el pecho, para saber que esta acción no tenía precio, y es algo que jamás vas a poder a volver a experimentar. Para no tener que estar experimentando esa dependencia tan brutal, acudí a una tienda especializada en bebés, para comprarme un extractor manual de leche. Al principio estaba encantada con el extractor,  ya que me daba más independencia para con el niño. Cierto es que el extractor manual de leche, es más lento, pero tú vas sacando leche al ritmo que consideres oportuno, además de ser económicamente más asequible, frente al extractor automático de leche.

A los meses de utilizar el extractor manual de leche, mi marido pasó por otra tienda de bebés, y vio que estaba de oferta el extractor automático de leche, y sin pensarlo dos veces entró dentro y se llevó el último extractor automático de leche de oferta que quedaba en la tienda.

Cuando llegó a casa y me contó su adquisición,  al principio le reñí porque no era necesario hacer un gasto extra teniendo en cuenta que ya teníamos un extractor manual de leche. Mi actitud cambió cuando lo probé por primera vez, ya que el tiempo de extracción se reduce bastante, aunque tú no marcas el ritmo de extracción como en el manual.

Lo que sí puedo aconsejar, es que todas poseamos un extractor ya sea manual o automático, para poder darle la leche al bebé y mantener nuestros momentos de independencia.

Fuente imagen: mimundo.philips.es

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas estos otros 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here