Cómo elegir un calienta biberones

Uno de los productos para bebes que a veces dudamos en comprar es el calienta biberones. ¿Es necesario? ¿Nos vale con el microondas? ¿Durante cuánto tiempo lo necesitarás? ¿Ha de ser de la misma marca que mi biberón?

A continuación intentaremos responder a todas esas preguntas.

¿Es necesario un calienta biberones?

Pues depende, un calienta biberones es muy útil, calienta la leche al baño maría preservando sus propiedades.

Si te extraes leche materna deberás saber que debes calentarla con cuidado, si la calientas al microondas o la calientas mucho al fuego podrás dañar las propiedades de la leche, y si bien no hace que se estropee la leche si que dañas algunos de sus componentes como las inmunoglobulinas.

La alternativa al calienta biberones es un cazo con agua al fuego e introducir el recipiente que quieras calentar. Y la verdad, estar todo el día con el cazo al fuego y la vitrocerámica encendida puede llevar a accidentes o simplemente a pasarte de temperatura.

Aunque no le des a tu hijo leche materna, es fácil que al calentar la leche de formula te pases de temperatura y puedas quemar a tu hijo al darle la leche. Con un calienta biberones esto no ocurre ya que la temperatura es regulable.

Conclusión, un calienta biberones es muy útil, aunque no sea estrictamente necesario.

¿Durante cuánto tiempo es útil un calienta biberones?

Pues depende, un calienta biberones no solo sirve para calentar los biberones, lo podremos usar desde que el bebé nace hasta que deje de tomar potitos, ya que también sirven para calentar los potitos o para descongelar comidas.

Es decir, te será útil durante unos tres años.

¿Tiene que ser de la misma marca que mi biberón?

No, no es necesario, aunque deberás ver que sea compatible. Existen diferentes tipos de biberones y de calienta biberones, lo más habitual es que los calienta biberones admitan biberones de boca ancha, es decir, aquellos con un diámetro de unos 7 cm.

Con un diámetro de unos 7 centímetros ya son aptos para biberones de boca estrecha, de boca ancha o los potitos habituales.

No recomiendo comprar un calienta biberones de menor tamaño ya que será menos versátil y solo te servirá para los biberones de boca estrecha.

¿Qué tipos de calienta biberones existen?

Existen de todos los tipos imaginables. Desde los habituales para tenerlos en la cocina a otros que funcionan sin necesidad de electricidad.

Existen calienta biberones para el coche, muy útiles para cuando haces un viaje largo y le toca una toma a mitad de camino.

Existen calienta biberones exprés, inspirados en la Nesspreso y otras cafeteras exprés que te prepararán el agua caliente en 30 segundos.

Existen otros que además son gemelares, perfecto para ahorrar tiempo en caso de haber tenido gemelos o mellizos.

Existen calienta biberones programables, muy útiles para las tomas nocturnas durante los primeros meses de vida de tu hijo.

¿Cómo elegir un calienta biberones?

Como hemos visto, un calienta biberones es un gran utensilio durante los primeros años de vida de tu hijo. Existen de muchos tipos, precios, con características especiales o sencillos. Con o sin esterilizador.

Por ello te recomiendo que eches un vistazo a esta guía para elegir calienta biberones, en ella podrás resolver todas tus dudas y elegir el que mejor se adapte a tus necesidades, con ejemplos de cada modelo, con sus pros y sus contras.

Author: CosasDbebes

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar