El timo de las malasmadres y otros cuentos

Hoy vengo un poco “quejica”. Y es que no me gusta nada, pero nada nada la famosa frasecita malasmadres y que tanto se usan en las redes sociales. Creo que es tirarnos piedras a nuestro propio tejado.

Desde que las mujeres nos hemos vuelto más independientes en cuanto a trabajar fuera de casa, parece que, si tenemos hijos y trabajamos, tenemos que pedir perdón o tener cargo de conciencia por querer tener un rato a solas para nosotras mismas.

“Niños acostados y aquí una #malamadre dispuesta a darse un baño relajante con una copa de vino”

 

cdn4.uvnigm.com

cdn4.uvnigm.com

 

¿Querer relajarse un rato aprovechando que tus hijos duermen, es de ser malasmadres?

Cierto es que en España el tema de la conciliación laboral está todavía muy atrasado y hay muchas familias que tiene que hacer auténticas virguerías para poder trabajar, cuidar de los hijos y  ocuparse de la casa.

Sí que es cierto, que en mi caso, no puedo quejarme mucho sobre conciliación porque tampoco lo tengo mal montado. Pude reducir mi jornada laboral cuando nació mi primera hija y ahora trabajo 6 horas de 8h a 14h.  Además, en media hora estoy en mi casa, por lo que me da tiempo a comer tranquilamente antes de recoger del cole a la mayor, ya que la pequeña viene con su padre. Así que tengo toda la tarde para hacer recados varios, preparar comida del día siguiente y demás tareas del hogar, o dedicarme tiempo para mí, y no por eso considero que vaya a ser una malamadre. Así pues, en mi día a día no tengo quejas ni pegas, y por supuesto, del cuidado de mis hijas nos encargamos los dos.

Muchas de vosotras estaréis en mi caso y otras lo tendréis un poco más complicado, y no se trata de retroceder y deshacer todo lo que hemos ganado con el paso de los años y por lo que muchas mujeres han luchado, pero nos lo venden como que es la independencia de la mujer y al final no es así.

Y después de toda esta disertación que os he dado, para meteros un poco en situación:

 

  • ¿Tan malo es querer tener un rato para una misma?
  • ¿Tan malo es dejar a los hijos con abuelos/tíos/amigos para tener un rato de pareja o incluso un fin de semana?
  • ¿Tan malo es ir de tiendas solo para ti?
  • ¿Tan malo es ir al cine sin tus hijos?
  • Y así un largo etcétera sobre si es tan malo o no hacer cosas sin los hijos y no ser malasmadres.

 

universal.org.ar

universal.org.ar

 

Y yo pienso: ¡Que no nos vendan la moto!

No sé qué pensareis vosotras, pero en mi opinión que las mujeres (que tan “Superwomans” somos y tan resueltas) vayamos de mártires, a mi no me gusta. No nos dejamos en buen lugar. La maternidad tiene sus cosas buenas pero también sus cosas no tan buenas, es un camino agotador, a veces estresante, pero son gajes del oficio y cuando decidimos ser madres, más o menos sabemos a lo que nos vamos a exponer.

Sin ser yo de dar consejos, os digo:

Disfrutar de la vida, los pequeños placeres y olvidaros del postureo. 

Author: Begoña Martin

Madre de dos niñas pequeñas que no quiere dejar escapar un segundo para verlas crecer. Trabajadora a tiempo parcial fuera de casa y a tiempo completo dentro! Me gusta disfrutar de las pequeñas cosas que nos da la vida, porque la vida es una sola y hay que vivirla como si no hubiera un mañana! Dejo escapar lo que pasa por mi cabecita a través de la escritura, y en este difícil camino de la maternidad, quiero compartir mis temores, dudas y aventuras con vosotros. ¿Me acompañáis? Mi twitter: @Penny_79

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This