Cuándo llevar al bebé a la guardería

Muchas veces por necesidad, los padres recurren a las guarderías para dejar al bebé durante todo o parte del día. No hay un momento exacto para dejar al pequeño en tales lugares, pues ahora una gran mayoría de las veces depende de las necesidades laborales y familiares.

 

A qué edad se debe llevar al bebé a la guardería

En realidad, si podemos alargar un poco este proceso, siempre es mejor. Si los bebés muy pequeños, antes del año, pueden estar con un familiar cercano o con los abuelos, estará más acompañado que en un lugar diferente al de casa. Alrededor del año de edad, el niño puede ir perfectamente a la guardería aunque no sea todo el día para aprender y ver otros niños.

Cuando el bebé es muy pequeño, hemos de tener en cuenta que va a necesitar unos cuidados especiales en tales centros. Han de dar de comer al bebé, han de hacer que duerma, y dedicarle mucha más atención. En cambio, más allá del año de edad y a los dos años, el pequeño es más autónomo y adquirirá mayores conocimientos día a día, sintiéndose parte de un grupo social al interactuar con el resto de niños.

 

guarderia-niños-bebes

 

La entrada del bebé a la guardería ha de ser progresiva. Lo ideal es que fuera durante unas horas, ya sea por la tarde o por la mañana y no todo el día, para pasar posteriormente a jornadas algo más completas. Los primeros días el bebé llorará y querrá estar con los padres, pero normalmente es algo que dura poco rato y luego el bebé se olvida y entra en los juegos de la guardería.

Este estado se conoce como “periodo de adaptación” y puede durar una o dos semanas, dependiendo de cada niño. Poco a poco, el pequeño se irá familiarizando con las profesoras, el entorno y el resto de niños y cada vez se acordará menos de sus padres. De todas maneras, esbozará una amplia sonrisa cuando los vean aparecer por la puerta. Si el bebé está algo rebelde y no nos hace caso durante los primeros días de guardería, es algo completamente normal; siente que te has ido y lo has dejado en un lugar extraño. Pero con el tiempo se acostumbrará a los nuevos cambios. Normalmente en la guardería te pedirán que lleves alguna muda limpia, calcetines y algo de ropita de tu bebé por si necesitan cambiarlo. Para que todas las cosas de tu bebé estén bajo control te recomendamos la utilización de pegatinas o etiquetas con su nombre.

¿Y tu bebé va a la guardería? Cuéntanos qué tal lleva el proceso de adaptación.

 

Fuente imagen: mujer.es.msn.com

Author: Marta

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This