Gemelos: ¡Llegan dos!

Si pensamos en que hacerse cargo de un bebé es una fuerte responsabilidad, todavía lo es más cuando nos dicen que llegan dos. ¡Qué no cunda el pánico! Ante todo debemos tranquilizarnos, ya que es una situación algo más frecuente de los que pensamos, especialmente cuando se realizan tratamientos de fertilidad.

Para empezar

Desde el primer momento se van a necesitar más manos para poder cuidar a los bebés pero la costumbre hará que los pequeños estén atendidos en todo momento. En un principio, se piensa en cómo amamantar a los dos pequeños a la vez.  Es totalmente factible porque la madre tiene la cantidad de leche suficiente para poder alimentar a ambos. Y si hay problemas o se cree que es más cómodo, siempre se puede alternar la leche materna con los biberones de leche artificial para que el padre u otro familiar también puedan darles de comer.

 

llegada-de-gemelos

 

Cosas a tener en cuenta cuando vienen gemelos

Ahora todo será doble. Comer, dormir, vestirlos y también cuando se ponen enfermos. Ante todo recomendamos organización. Es factible fijar unos horarios para dar de comer a los pequeños, casi siempre a demanda en un principio, y luego según unos horarios que se deberán cumplir. A medida que pasan los meses y los años, las rutinas serán cada vez más regulares y se cumplirán sin problema: los bebés comerán a la vez, tendrán sueño al mismo momento… casi como cuando hay dos hijos en casa y se llevan pocos años entre sí. Además, se suelen ayudar mutuamente.

Para la ropa y otros materiales casi siempre hay ayudas para gemelos. Las empresas y grandes superficies suelen obsequiar con regalos, descuentos y promociones en accesorios para los bebés. Pero tendremos que pensar en lo indispensable que se va a tener que adquirir obligatoriamente, como los cochecitos de dos plazas.

Mirando el lado positivo, los padres con gemelos están criando a dos niños prácticamente a la vez, inculcando los mismos valores y educándolos por igual. Es una doble alegría en muchas situaciones y una doble preocupación en otras, como cuando hay enfermedades y gastos inesperados, pues se debe extremar las precauciones para que un bebé contagie al otro, algo muchas veces inevitable. También debemos tener en cuenta que al ser dos siempre es posible que nazcan con un peso inferior a que si hubiera sido un único bebé. Pero no hay que preocuparse, sin duda dos bebés son el doble de alegría.

 

Fuente imagen: cuidadoinfantil.net

Author: Marta

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This